REVITALIZACIÓN URBANA CALLE JOSE MARÍA ALEMÁN -LA JOTA-

SELECCIONADA

BAQ 2012
CATEGORIA DISEÑO URBANO Y ARQUITECTURA DEL PAISAJE
ECUADOR
DIEGO SALAZAR

La calle José María Alemán, en el sector de Solanda al sur de la ciudad de Quito, ha transformado significativamente el lugar y sus alrededores por un cambio de uso de manera acelerada.  Conocida como “La Jota”, tiene una longitud de 1.100m., se transformó en el centro de comercio de los barrios cercanos. Cuenta con comercios múltiples adaptados a las viviendas originales y ventas ambulantes con efectos sociales negativos (inseguridad) para el barrio. La morfología de las edificaciones, transformadas en el tiempo a las nuevas realidades, mantiene diferentes alturas y expresiones formales diversas carentes de una continuidad urbana que resalta cada edificio de modo particular, contribuyendo a la contaminación y anarquía.

La intervención propuso la revitalización integral: urbana, social, económica y un modelo de gestión que lo sustente en el tiempo para sus vecinos y demás ciudadanos.

El espacio creado por el proyecto urbano, tiene que garantizarle su apropiación y su pertenencia. Este espacio, que opera con diferentes lógicas, debe garantizarles a todos sus inversores algún tipo de productividad. Interviene en el espacio social y considera las necesidades reales y simbólicas de los miembros que la conforman.

La principal estrategia planteada es defender dentro de su comunidad, el carácter integrador del bien público, el cual es inherente a todos los ciudadanos.

Se ampliaron las aceras con inclusión y se restringió el tránsito vehicular; se eliminaron cables aéreos con un diseño de iluminación que permitió la apropiación de los pobladores del espacio público. Además, permitió mejorar las condiciones de seguridad, condición indispensable para la convivencia. La intervención a nivel de las fachadas de las edificaciones (es espacio público)  para mejorar la composición morfológica y otorgar un conjunto urbano coherente.

Parte integrante del proyecto radica en la creación de una PLAZA COMERCIAL que acoja la actividad de la venta informal bajo un esquema abierto, con áreas destinadas a fomentar actividades culturales y de esparcimiento, que sean referentes espaciales y sociales de la vida de barrio, intencionalidad clara para el fomento de una ciudadanía solidaria.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *