SALVATIERRA 150

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MÉXICO
Autor: Arturo Armín Carrillo Ponce. Colaborador: P11 Arquitectos.

Salvatierra 150 es un proyecto de vivienda multifamiliar, ubicado al norte de la ciudad de Mérida en el estado de Yucatán, en un terreno triangular de 68.50 metros de frente, que alberga 13 unidades de vivienda interconectadas espacialmente en el conjunto.

El proyecto surge por la necesidad de la oferta y demanda actual inmobiliaria, de dar a sus clientes espacios confortables que aprovechen las condiciones naturales del sitio, como ventilación e iluminación natural y de crear diferentes modelos de vivienda con  espacios permeables y correlacionados con la ciudad para incrementar la seguridad de la zona.

La idea conceptual del proyecto se dio como respuesta a la problemática y condicionante del terreno triangular para utilizar la mayor área posible sin generar espacios desperdiciados. Se generaron volúmenes perpendiculares desfasados para la captación de vientos en el interior de los espacios, surgiendo la propuesta después de un análisis de asoleamiento y ventilación natural, para aprovecharlos. Partiendo de un esquema axial, donde los elementos se ordenan a partir de un eje vertical y de uno horizontal, los muros ciegos van rotando sobre estos ejes para darle continuidad a la fachada en ambas calles, generando un ritmo mediante el juego de planos verticales y texturas.

El complejo está conformado por un acceso perfectamente marcado a partir de un juego de alturas y materiales que desemboca en un elemento central distribuidor, el cual genera un recorrido de luces, sombras y vegetación, que culmina en los diferentes modelos de vivienda,  estos responden a las restricciones y normativas  con respecto al terreno.

La distribución interior de los departamentos es diferente en cada uno, ya que responden a la formalidad del terreno, dando diversidad a los interiores y generando distintos tipos de ambientes en cada departamento. Se tomó en cuenta la necesidad de departamentos de una y dos recámaras, esto por el estudio de oferta y demanda de la zona por parte de la inmobiliaria.

El proyecto fue construido con el sistema tradicional. Los muros exteriores,  se encuentran totalmente recubiertos con una mezcla de concreto y agua de chukum (árbol endémico de la región), acabado característico de la zona, de nulo  mantenimiento y  fuerte identidad yucateca,  siendo este un material altamente sustentable. Otra característica muy importante que se observa en el edificio son las diferentes alturas en muros  que se da como  consecuencia de un profundo respeto a la imagen urbana así como a las colindancias y casas habitación que rodean el predio, dotando con este gesto de  riqueza perspectiva a la ciudad y de privacidad tanto a los usuarios como a los vecinos de la zona.

La permeabilidad es otra de las características que se pueden observar en el proyecto a través del tratamiento de balcones, los cuales, al estar constituidos por una serie de elementos semitransparentes  crean una correlación con la ciudad, contribuyendo  a los planes urbanos deseados, ya que  esta relación edificio-ciudad afecta benévolamente los índices de inseguridad.