SEDE DEL TRIBUNAL ELECTORAL

SEDE DEL TRIBUNAL ELECTORAL . foto seleccionada.006

BAQ 2014
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
PANAMÁ
DAVID TAPIA,RAFAEL WATSON

La Nueva Sede del Tribunal Electoral es un edificio institucional ubicado en la antigua División de Transporte del Canal de Panamá (sector de Curundú, Ciudad de Panamá). Esta nueva casa matriz está compuesta por tres edificios organizados de manera ortogonal en un terreno de 3.2 hectáreas, diseñados para una capacidad de 1200 funcionarios.

La idea de una nueva sede para el Tribunal Electoral surge con la necesidad de reubicar las dependencias del antiguo Tribunal Electoral, las cuales se encontraban diseminadas por la ciudad, en edificaciones distintas y alquiladas; la iniciativa es producto de un concurso convocado entre los arquitectos del país.

Uno de los requisitos impuestos por el cliente para la obra era incorporar tipologías clásicas en las fachadas, con el objetivo de reflejar la democracia y el derecho de la institución en la edificación.

Para cumplir con estos requerimientos, se concibió un diseño de doble fachada. La fachada externa, que mantiene la estética deseada por el cliente, se utiliza para la circulación del proyecto. De esta manera, se independiza de la fachada interna, más contemporánea, que alberga el conjunto necesario de oficinas. Gracias a esto, se obtiene la visibilidad de los usuarios mientras recorren el edificio, de un departamento a otro, y funciona también para proteger las oficinas del clima tropical y reducir los costos de los acondicionadores de aire,  ya que los pasillos de comunicación gozan de  ventilación natural.

EDIFICIO Y ESPACIO PÚBLICO

La meta principal del proyecto consistió en realizar una edificación que fuera edificio público y espacio público al mismo tiempo.

El edificio está precedido por una plaza de 2 000m2, la cual conforma el acceso principal, exclusivamente peatonal por el frente del edificio, mientras que el acceso vehicular se encuentra en la fachada posterior. Las entradas son distribuidas de simétricamente en el edificio central, dejando un “patio interno” netamente peatonal. Este patio atraviesa todo el edificio, conectando ambos accesos, y está diseñado como espacio público, delimitado por un atrio de cuatro alturas libres, cubierto por un techo que “flota”, es decir, no toca la edificación, relacionando este elemento más con el espacio público y la plaza, que con la edificación en sí. El edificio concentra en su planta baja servicios públicos importantes como un Auditorio, Museo, Biblioteca, “Food Court”, y los Juzgados. En el interior de las oficinas se manejó el concepto de planta libre, para mejorar la funcionalidad del trabajo en la institución.

En el sentido vertical, la edificación se encuentra elevada a 4.5m sobre el nivel de la calle, mediante un talud artificial, permitiendo que el edificio coloque su “planta baja”, aparentemente soterrada, sobre el nivel de los edificios más próximos a él, haciendo que la ventilación en el vestíbulo y los pasillos sea ininterrumpida, a la vez que se aprovecha el espacio para “esconder” los estacionamientos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *