SUNSET HOUSES

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
BRASIL
Autores: VILELA FLOREZ , MARIANA VILELA, DANIEL F. FLOREZ

El proyecto de dos casas, ubicadas en el municipio de Tibau do Sul, se inserta en un terreno irregular de 642 m² en una pendiente que domina las impresionantes vistas a la laguna de Guaraíras y las espectaculares dunas de la playa de Malemba, un fragmento del desierto del noreste donde solo los kitesurfistas y los pescadores disfrutan de sus enormes extensiones de arena virgen.

En esta ubicación privilegiada se insertan dos volúmenes esculpidos e independientes, integrados por una gran pérgola y orientados a las espectaculares vistas hacia el atardecer. Dividido en dos plantas, el programa se escalona aprovechando el poderoso descenso de la tierra hacia el mar, con los niveles superiores de las habitaciones que dan sombra a la planta baja, donde se encuentran las zonas comunes de vida y terrazas.

La materialidad y las soluciones constructivas están inspiradas en la tradición local y la naturaleza existente. La fachada de las habitaciones se abre y cierra con capas de marcos de madera con persianas giratorias y paneles de listones de madera que permiten ventilar y proteger la superficie acristalada del fuerte sol horizontal de la orientación noroeste. La fachada se completa con un panel de palo de bambú que concilia ambas geometrías, elementos deslizantes y techo caído, creando una superficie de doble curvatura inspirada en las olas del mar.

El tabique y las paredes del sótano están hechas de piedra local y las puertas del garaje reiteran el uso de bambú como material liviano y su bajo impacto ambiental. Sobre las vigas de hormigón de la pérgola se colocan piedras volcánicas, pequeños elementos tallados durante millones de años por la erosión de las olas y los vientos.

El techo se consideraba como una quinta fachada, con una solución ligera compuesta por una doble capa: la primera de paneles termoacústicos, que recoge el agua de lluvia, y una segunda capa ventilada de tejas de madera.

Los colores se utilizan de manera conceptual y sociológica, inspirados en los colores vivos de las fachadas de las casas locales y su expresión de alegría y aceptación. Los tonos elegidos son principalmente tonalidades azuladas que, debido a la condición de estar entre dos cuerpos de agua, busca reproducir las muchas variantes de tonos que provienen del mar y la laguna.