TALLER VERTICAL UNIVERSIDAD DEL AZUAY

 

BAQ2018 
PUBLICACIONES PERIÓDICAS ESPECIALIZADAS
ECUADOR
AUTOR: Diana Carolina Flores Murray

En su “enfoque” técnico, la Escuela de Arquitectura de la Universidad del Azuay, ha venido prevaleciendo la escala del objeto, sus relaciones internas y como este se materializa a través del detalle constructivo. La otra escala, la escala de ciudad, requiere necesariamente enfrentarse a una preexistencia, a un pasado, a un problema a resolver. Esa condición de trabajar en una ciudad “heredada” nos obliga a entender la historia y a esta como una construcción colectiva; esto no es una sutileza, es algo que debería atravesar estructuralmente cualquier plan de estudios de cualquier escuela de arquitectura.

Giorgio Grassi nos recuerda este suceso peculiar de la arquitectura, la verdadera obra de arte es la que se construye colectivamente en el tiempo: “La impronta individual es un atributo que la arquitectura puede no tener, únicamente si se la reconduce, por decirlo de alguna manera, hacia un destino común –es decir, la ciudad- y hacia un objetivo unitario de claridad”.

Taller Vertical es un espacio de reflexión y experimentación que pretende explorar, durante una semana un tema urbano-arquitectónico de actualidad en la ciudad o en el país. El taller se integra con grupos de cinco personas: cuatro estudiantes de dos distintos niveles, dirigidos por un estudiante de último nivel. La estructura se basa en la organización de un taller de oficios, compuesto por un maestro, un oficial y un aprendiz. De esta manera, el objetivo no es únicamente tener una posición crítica y plantear posibles soluciones frente a temas urgentes en la ciudad, sino también que los estudiantes experimenten una mutua transferencia de conocimiento y estén expuestos a las diferentes situaciones que se producen al desarrollar un trabajo participativo.  

Paralelamente, los grupos son orientados por uno o dos arquitectos, expertos en el tema, que proponen una metodología para abordar la problemática, exponen sus puntos de vista y acompañan el desarrollo de los proyectos. También, con el objetivo de abordar la problemática de una manera interdisciplinaria, los estudiantes reciben una visión del problema desde la perspectiva de otros profesionales provenientes de disciplinas relacionadas, que constituyen parte esencial en la resolución del proyecto.