TORRE 20 73

BAQ 2012
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
VENEZUELA
FRANCISCO MUSTIELES, FARIGD CHACÓN, CLAUDIA URDANETA, LOURDES PEÑARANDA, JANETH BOZA

El edificio existente es la pieza urbana que bifurca la avenida 5 de julio en las avenidas 20 y 22A, este punto no puede inhibirse de esta responsabilidad; el edificio actual es silente y pasa desapercibido, es por ello que la renovación debe convertirlo en la pieza clave del conjunto que no se silencia sino que se manifiesta, las estrategias de intervención van dirigidas precisamente al reconocimiento del edificio en este rol urbano y a reforzar su relación con la ciudad.

La introducción de balcones y el uso del color en los mismos forman parte de esa manifestación; singularizan el espacio de oficinas tanto en su vivencia interior como en su percepción exterior, al contrario de la práctica habitual en el diseño de edificios de oficinas donde éstas se presentan como paquetes genéricos repetitivos, homogéneos, sin singularidad interna, arropadas externamente por un traje común, discreto y silencioso. Una nueva distribución de oficinas, donde la luz, la vegetación, las visuales abiertas y la ventilación se convierten en el valor agregado del proyecto, contraponiéndose a la oscuridad y la ceguera de los espacios de oficinas tradicionales.

La inserción de los nuevos usos, y la priorización comercial de los accesos, (existente y nuevo), se logra a través del despliegue de la estructura original, logrando una lectura de unidad y estableciendo una nueva y contemporánea fachada del edificio hacia la ciudad, la intervención del acceso de las oficinas; los pliegues de agua, el gesto de salida del lobby hacia la calle y la inserción del patio de acceso hacia el lobby, establece la ruptura entre espacio interior y espacio público, logrando establecer nexos con la ciudad, en un edificio donde la urbanidad estaba vedada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *