TORRE ARRAU

BAQ 2010
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
CHILE
JUAN SABBAGH, JUAN PEDRO SABBAGH, FELIPE SABBAGH, MARIANA SABBAGH, MARIO ZAMORANO.

La obra es parte del conjunto Nueva las Condes, importante desarrollo inmobiliario en el sector oriente de Santiago que aprovechando las importantes condiciones de localización y conectividad, ha propuesto la creación de un polo de servicios y oficinas cuya impronta es la conformación de un barrio homogéneo e integrado a la ciudad. El encargo surge condicionado por la integración al conjunto, así como la de una propuesta diferenciadora que aporte diversidad a la imagen del proyecto.

La propuesta es la de un edificio que acentuando su condición de torre, se reformule incorporando conceptos que apunten a la mejoría de la calidad de vida del usuario, a través de la incorporación de luz natural, la relación con el exterior y el uso eficiente de la energía.

La planta del edificio se organiza en dos áreas integrables en torno a un núcleo que acoge los espacios comunes de accesos, ascensores y servicios. 

En los extremos y abierto hacia las fachadas, se disponen las escaleras de emergencia con descansos tratados como balcones, facilitando de este modo el uso de los exteriores e incorporando luz natural al hall central del edificio. Las escaleras a su vez se proyectan como volúmenes independientes que las destacan como elementos distintivos y generan intersticios que permiten llevar luz natural al centro del edificio.

Como concepto base de proyecto se ha incorporado la eficiencia energética, a través del uso de sistemas de climatización de última generación junto con un diseño de fachada sobre la base de un cerramiento de piso a piso con termopaneles con cristales Low-e y una piel reflectiva de diseño angulado para favorecer la ventilación. 

El distanciamiento desde la fachada así como entre los cristales permite la ventilación contribuyendo al mejoramiento del rendimiento energético del edificio. La doble fachada genera a su vez una percepción del espacio de trabajo más allá de los límites del edificio se constituye un espacio permeable que posibilita la continuidad con el exterior.

El proyecto contempla cada cuatro a cinco pisos, el quiebre en los planos de fachada, a través del manejo de las distancias entre los ejes perimetrales y el borde de losa con el fin de evitar el efecto de convección en la ventilación.

La inserción del edificio en el espacio público, reconoce su particular ubicación en el espacio urbano que relaciona el Boulevard Central con Presidente Riesco planteado como un Deck público de madera recorrible, acentuado con un espejo de agua que le otorga al terreno un rol conector entre el espacio interior del conjunto de edificios y el resto del área urbana.  Esta solución busca transformar el terreno del edificio en un paso y al mismo tiempo en una plaza, que a su vez se relaciona con los espacios públicos del proyecto, hall de acceso y locales comerciales.