VIVIENDAS SAN IGNACIO

BAQ 2016
CATEGORÍA HÁBITAT SOCIAL Y DESARROLLO
MÉXICO
JAVIER ITUARTE LANDA, JAVIER ITUARTE REYNAUD

Los inmuebles se desplantan sobre un área de 924.04m2 en un fraccionamiento horizontal, el cual cuenta con aproximadamente 450 lotes los cuales en su mayoría son de 90.00m2 (6.00×15.00m).

Una de las particularidades y beneficios de la ubicación, es que el conjunto se encuentra pegado a un área de cesión para destinos, en el cual se llevará a cabo la implementación de un parque lineal municipal. Se encuentra exactamente a 2 kilómetros del centro del municipio.

El paisaje es completamente diferente a el que ha sido marcado por los grandes desarrolladores de vivienda social, donde la secuencia del diseño arquitectónico permite observar una serie de llenos y vacíos acentuados con un cambio de color.

Se trabajó en su exterior un aplanado tradicional a base de arena-cemento, con esto logrando ofrecer un mejor producto y quitar de cierta manera el estigma que carga una vivienda de interés social en México.

En su interior la iluminación y ventilación de los espacios se da de manera natural mediante el patio trasero y el frente de la vivienda. De acuerdo al exceso de luz y el contexto árido, se decidió dotar de ventanas reducidas al inmueble y que su fachada frontal que está expuesta al Sur tuviera un ligero remetimiento en sus vanos de acceso.  El patio posterior se muestra como un elemento vividero y privativo, que se conjuga con él área pública de la vivienda la cual se optó por eliminar los muros y así buscar un espacio de convivencia de gran tamaño, el cual las familias mexicanas buscan demasiado. También se logró que las áreas privadas estuvieran lo más separado de las áreas públicas del vecino colindante.

Se dotó de un estudio o recámara en la parte baja pensando en que muchos de los usuarios pueden llegar a ser gente mayor y para ellos es más complicado el uso de las escaleras.

En la parte superior se encuentra una terraza o patio, el cual se muestra como un elemento con fundamentos en el principio de la incrementalidad basado en las viviendas de Alejandro Aravena, permitiendo que en un futuro se pueda crecer de manera automática para prevenir los cambios del programa (necesidades) durante el paso del tiempo de una familia dentro del inmueble.

La mayoría de los materiales que se utilizaron fueron comprados en comercios locales, así como la mano de obra, el cual, como uno de los requisitos, fue generar empleos del sector obrero en construcción y hacer un derroche económico que beneficie a los habitantes del municipio.

Dichos materiales fueron seleccionados cuidadosamente para cumplir con los normas de ecotecnologías de las entidades reguladoras.

Todos los grifos y muebles de baños son ecológicos, así como también la iluminación eléctrica es dotada por focos LED.

Uno de los materiales que más beneficiaron el proyecto fue el construir las losas con un panel de entrepiso aislante m16 de la marca NOVIDESA, así logramos que la vivienda fuera más térmica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *